Internet, ¿un lugar de comunión? 7 valores que se pierden fácilmente en la comunicación digital